Consejos para aprovechar al máximo las horas de estudio en verano


  • Antes de ponerse a estudiar es necesario acondicionar el lugar. La habitación ha de estar bien ventilada e iluminada, y es recomendable esconder todos los objetos que puedan distraernos.
  • Para estudiar se necesita silencio, pero como el silencio absoluto es imposible los expertos recomiendan escuchar música instrumental a bajo volumen miestras se estudia para evitar distraernos con los ruidos externos.
  • El calor influye a la hora de estudiar y disminuye el nivel de concentración. El mejor momento para estudiar es o primeras horas de la mañana o por la noche. Para combatir el calor es importante ventilar la habitación, mantener una alimentación equilibrada y beber entre 1,5 y 2 litros de agua al día.
  • Organizarse bien el tiempo permite prepararse de forma metódica el temario del examen y poder disponer, además, de tiempo de ocio, para disfrutar con los amigos o practicar deportes.
  • No es recomendable estudiar mucho tiempo seguido, por cada hora de estudio se debe hacer un descanso de 10 minutos. No es bueno realizar ciertas actividades durante esta pausa, como ver televisión o conectarse a Internet.
  • En periodo de exámenes le exigimos a nuestra memoria un alto nivel de rendimiento. Pero poco puede hacer si no prestamos atención e interés; no comprendemos bien lo que se estudia; no hacemos repasos ni resúmenes o los hacemos demasiado tarde.
  • Una manera de ejercitar la memoria es el ejercicio físico, ya que ejercitando el cuerpo oxigenas las células del cerebro. Dedica tiempo a actividades al aire libre.
  • Para memorizar es importante comprender primero. Asociar los conceptos que lees con imágenes permite recordarlos fácilmente.
  • Para terminar, trata de llegar al examen con tiempo suficiente, evita hablar con otros compañeros sobre el examen y las preguntas para no ponerte nervioso y lee atentamente las preguntas del examen antes de empezar a responderlas.


Extraído del blog de Tecnología del Villalba Hervás.